El nombre del viento

El nombre del viento Calificación personal: 10/10

Género: Ficción

Página web del autor

Sinopsis: “Viajé, amé, perdí, confié y me traicionaron.” En una posada en tierra de nadie, un hombre se dispone a relatar, por primera vez, la auténtica historia de su vida. Una historia que únicamente él conoce y que ha quedado diluida tras los rumores, las conjeturas y los cuentos de taberna que le han convertido en un personaje legendario a quien todos daban ya por muerto: Kvothe… músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, héroe y asesino. Ahora revelará la verdad sobre sí mismo. Y para ello debe empezar por el principio: su infancia en una troupe de artistas itinerantes, los años malviviendo como un ladronzuelo en las calles de una gran ciudad, y su llegada a una universidad donde esperaba encontrar todas las respuestas que había estado buscando. Atípica, profunda y sincera, El nombre del viento es una novela de aventuras, de historias dentro de otras historias, de misterio, de amistad, de amor, de magia y de superación, escrita con la mano de un poeta y que ha deslumbrado -por su originalidad y la maestría con que está narrada- a todos los que la han leído.

Reseña

¡Hola a todos! Retomo la rutina de escribir una reseña cada semana después del paréntesis vacacional (quién pudiera volver otra vez!!). Esta semana le di muchas vueltas, no por falta de libros que reseñar, sino porque me gusta ir alternando entre los distintos géneros que leo y no tenía muy claro por cual decantarme. Al final, me quedo con unos libros que me encantan y que espero que os resulten interesantes. ¡Comencemos!

En unos de mis paseos por las librerías (esos maravillosos momentos que me regalo) di con este libro, que llamó mi atención por el título y por su portada. Después su sinopsis tan bien preparada terminó de conquistarme. Todos sabemos cómo acabó la historia: sofá + sonrisa enorme + libro de casi 900 páginas en mi poder = felicidad absoluta.

Antes de contaros las bondades de Kvothe y de la pluma de Patrick, reconozco que cuando compré el libro esperaba más acción bélica (probablemente motivado por lo de “Crónica del asesino de reyes” y por la lectura de Juego de Tronos, que indudablemente me apasiona) y que al inicio del mismo tuve que echar mano de paciencia. Al pasar cada página esperaba una batalla en ciernes pero pronto te das cuenta que cada libro es único y que, por justicia, no puedes esperar de unos lo que hallaste en otros. Lo mejor de toda esta aventura (porque leer SIEMPRE lo es) es verte gratamente recompensada e inmersa en la trama, pidiendo más. Para los que empecéis esta obra o ya lo hayáis hecho deciros que todo cambia cuando nuestro personaje comienza a contar su historia. Lo prometo (aunque asumo que no a todos les pueda acabar gustando evidentemente).

Al inicio del libro nos encontramos con un posadero humilde que vive sus días de forma apacible, en un lugar que no llama especialmente la atención. Todo es tan natural, tan cotidiano que a una, por experiencia, le escama. ¿Qué esconde Kote? Mucho, más de lo que esperamos. Es un personaje, un libro, una trama, llenos de sorpresas. Pero tranquilos, con la llegada a la posada de un escritor interesado en el “lengendario” Kvothe (ha descubierto la verdadera identidad de Kote) tendremos la oportunidad de conocerlo, por más que su “yo” actual quiera olvidarle.

Es en ese momento cuando el autor nos introduce de pleno en ese mundo meticulosamente creado, con una gran riqueza de detalles, sensaciones, una sociedad estratégicamente establecida, compuesta por unas especies atrayentes,  que hacen uso de diferentes idiomas y, envolviéndolo todo, formando parte fundamental de su esencia, la magia. Veremos a un niño, descendiente de los Edena Ruth, que debe hacer frente a las vicisitudes de la vida, reponerse desde muy pronto de duros golpes. Además, es una fuente inagotable de talento e ingenio, lo cual, mezclado con una fuerte determinación, harán que sea aceptado en la Universidad a pesar de tener todo en contra (y de su juventud). Un estudiante con una madurez impropia de su edad (aunque, inevitablemente, en ciertas ocasiones su parte añinada le juega malas pasadas) que empieza a hacerse un nombre.

De las cosas que más me han gustado del libro es la forma con la que el autor nos pone en situaciones que, si bien se desarrollan en un mundo ficticio, tienen cabida en nuestra sociedad: el egoísmo, la superación, la delgada línea entre el bien y el mal, entre la verdad y la mentira, qué conlleva dejarnos llevar por las pasiones, sin meditar las cosas, la insolencia, soberbia, la amistad, el amor, etc. Y todo ello, a través de multitud de hilos, piezas de un mecanismo que ha comenzado a moverse y que desencadenará, o eso espero, en la resolución de la vida de un personaje único, sencillamente extraordinario.

En el primer libro disfruté muchísimo con sus peripecias en la Universidad. Indudablemente tiene un talento innato para meterse en líos. El dicho de “la curiosidad mató al gato” creo que lo inventaron por medio suya. Hubo ocasiones en las que sufría por él, en plan “madre”, claro está. Lo típico de “donde te vas a meter hijo mío….”.

Fabulosas también las reflexiones sobre la soledad, conocerse a uno mismo que presenta en el segundo libro. Porque a medida que conocéis al joven Kvothe notaréis sus diferencias con el Kvothe que narra la historia, y no puedes por menos que querer conocer las cicatrices que apagaron su carisma, su fuerza, su ilusión. Averiguar qué lo retiene, qué le impide volver a ser quien era. Es en esos momentos cuando mejor se comprende a Bast, su fiel e incansable aprendiz.

De todos los personajes que desfilan por la historia, mis preferidos son Auri y Bast, además de Kvothe por supuesto. No quiero daros más detalles de ellos por temor a robaros momentos, porque por mí os contaría todo (aunque perdiera la cabeza por hacer spoilers jeje).

Por último, contaros que aunque llevo ya unos años esperando de forma ya desesperada la tercera parte de esta historia, de momento me voy a contentar con los libros que ha publicado Patrick sobre algunos personajes. Y a vosotros os animo mucho a leer a El nombre del Viento, a conocer a Kvothe. Se trata de un libro de los grandes de su género (desde mi humilde opinión). Os dejo aquí su booktrailer, que es también fantástico.

Anuncios

2 comentarios sobre “El nombre del viento”

  1. Yo sé que algún día leer este libro pero ahorita me da miedo, es tan largo que eso es lo que me hace desanimarme, pero al menos espero que antes de que salga las películas y series y videojuegos no recuerdo que tanto escuche al menos haber leído el primero, a todo mundo le ha gustado así que espero y no me decepcione 🙂
    ¡Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s