Marafariña

Marafariña Calificación personal: 8.5/10

Género: romántica

Página web de la autora

Sinopsis: Marafariña es un regalo de una Galicia con esencia propia, con su propia alma y su propio espíritu. Marafariña es una aldea que carece de ataduras a su alrededor. Que no necesita a nadie, que tiene un corazón que late por sí solo, que está fuera del mundo real, que está fuera de todo lo conocido. Porque Marafariña es un paraíso desconocido. Ruth siente un vínculo especial, esotérico, con Marafariña. Su propio corazón, su latido, es inherente al propio pulso de una Marafariña que la ha acompañado siempre, en cualquier faceta de su vida. Apenas ha necesitado nada más para sobreponerse a su compleja situación personal: toda su existencia está sometida a unas poderosas y restrictivas creencias impuestas por sus padres, a raíz del fallecimiento de su hermano mayor. Enfrascada en una vorágine de obligaciones, siguiendo el camino estipulado sin replantearse ninguna de sus pautas, sobrevive enfriando sus sentimientos y anulado sus deseos o su curiosidad. Sin embargo, la llegada de Olga a la solitaria aldea parece desbarajustar el equilibro y la paz de Marafariña y de la propia Ruth, como si repentinamente, la inmutabilidad de la Naturaleza del lugar y de la muchacha se resquebrajasen como las otoñales hojas secas. A partir de entonces, el virginal bosque de emociones en el que vivía Ruth, se ve surcado por millones de nuevos caminos, nuevas posibilidades y nuevos sentimientos, que le provocan un doloroso, a la par que hermoso, despertar personal.

Reseña

Marafariña es un regalo inesperado que llegó a mis manos a finales de agosto, al inicio de una de esas etapas que marcan lo que eres, lo que quieres llegar a ser y lo que serás. Creo que eso ha hecho que esta novela, de una sensibilidad apabullante, haya calado de semejante manera en mí. Y es que ya lo dice Miriam, su autora, cuando habla de ella: “Marafariña es un lugar infinito que no termina nunca, pues jamás ha tenido inicio. Es un trocito de paraíso terrenal, un bosque de un intenso color verde vivo, un cielo gris y lluvioso, o una tierra eternamente humedecida de la que brota vida de manera incansable. Es un claro brillante y hermoso, secreto y solitario. Es un río que emite un tintineo hipnotizante y fresco.”

Sinceramente, cuando he comenzado esta reseña no tenía muy claro cómo enfocarla para trasmitiros todo lo que puedes llegar a experimentar con la historia, así que me voy a dejar llevar a ver cómo resulta.

Reconozco que al principio, cuando comencé a leerla, lo hacía en plan “a ver qué es realmente Marafariña y si conectamos”. Al final del libro no sólo he conectado o comprendido Marafariña, sino que me ha calado hondo. Miriam narra unas experiencias, unos miedos, anhelos, sueños, decisiones y vacilaciones que hacen tambalear tus cimientos, cuestionarte y redescubrirte.

Lo he dicho en otras reseñas y lo remarco en esta: es un libro para leer despacio, saborear su mundo, observar todos sus recovecos y valorar, valorar muy mucho, todo lo que podemos llegar a perdernos por nuestras propias limitaciones, por no posicionarnos en un determinado momento. Destaco también que, al contarte su autora que en cierta manera el libro es autobiográfico, lo sientes diferente y entiendes la perfección con que trasmite ciertas situaciones y, más que nada, los sentimientos. Es raro el libro en el que no sienta empatía con los protagonistas, con cada lectura me visto con sus sentimientos, pero como en todo, en algunas circunstancias la piel de los personajes encaja mejor con nosotros, el traje se ajusta más. En este caso admito que me he sentido identificada con Ruth, uno de los personajes protagonistas, en muchas ocasiones.

Como habréis leído en la sinopsis, Marafariña nos habla de Ruth y de Olga. De lo que os puedo contar de ellas sin romper la magia de la obra es que Ruth tiene muchas cadenas que romper (muchas suyas y otras tantas impuestas) y Olga muchos retos que asumir. Además, aunque ambas portan los estigmas de la pérdida de un ser querido, en el caso de Olga son más palpables, lacerantes. Por momentos logra dejarte sin palabras. Por su parte, Ruth hace que te plantees la compleja relación que existe entre el ser humano y su conciencia. ¿Es posible romperla?¿Cambiarla? En todo el libro no he podido dejar de preguntarme, cuando la he visto cometer errores, hasta qué punto vivir es olvidar,  renegar de uno mismo. Eso tenemos que responderlo cada uno de nosotros.

En cuanto a Miriam, su autora, desde mi punto de vista a medida que madura la trama lo hace también su pluma. Formidable muchas de las frases, reflexiones, con las que adereza la historia. En particular me gustó mucho el siguiente párrafo: “ Es muy cruel. Atrozmente cruel. Pero hay que aprender a aceptar la crueldad de la vida. Hay que aceptarla y aferrarse a esa cierta bondad que hay en ella”.

No puedo por menos que recomendaros su lectura a todos aquellos a los que les guste pararse a reflexionar sobre la vida o para aquellos que quieran un soplo singular en estas tardes de otoño.

Anuncios

Un comentario sobre “Marafariña”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s